viernes, 28 de agosto de 2009

Non fun quen

Supongo que todos los de "allende" (no solo los chilenos, sino todos los del otro lado del macizo Galaico) estais pensando que hablo chino...No me digais que no es precioso "non fun quen" suena a negativo y a arrepentimiento. Suena a pena de campanas , a confesión desde lo alto...
Traducido literalmente es "no fuí quién", interpretado es "no fuí capaz".
Es cierto, lo confieso, tenía el propósito pero no fui capaz.
En el mes de junio recibí un mail de un ex compañero (ya jubiloso) que me avisaba de que el jueves 27 de agosto había que mirar al cielo, porque habría "dos lunas" y que el fenómeno no se repetiría hasta el dos mil ciento y nosecuantos, es decir, mucho más allá de mi. Puse un aviso en el correo, para que me lo recordara, pero no hizo falta porque en un blog encontré el mismo aviso.
Y me dediqué a comentárselo a unos cuántos y a bendecir la suerte de tener el cielo tan cerca
(en la aldea, como hay pocas farolas, el cielo está ahí, al alcance de la mano, de los ojos y del corazón. Todos los días veo las luces de, al menos dos aviones cruzándolo).
Salí a las diez de la noche, ya anochecido. La mitad justa de la luna, en su creciente, brillaba en el cielo.
Para hacer tiempo, me puse a regar (nunca, nunca, nunca tendré riego automático: quiero escuchar como beben las plantas...mis plantas y el Cuco beben haciendo ruído; Blanca Andreu diría "como toma la sopa un gañán").
A las diez y media, me metí en casa, acaricié a los perros, los mandé ser buenos y quedar en su "sitiño" y me fuí al piso de arriba. Fuí a la galería y la misma luna, dueña y señora de todo el cielo.
Pensé "dejo todo abierto, me acuesto un poquito y, alrededor de las doce , me levanto"...Me acosté, encendí la tele, empecé a ver NCIS y, no sé más...
Y, digo yo, una mujer soltera, anciana, que no tiene vicios porque no puede. Una mujer que no tiene quién le sujete la pierna ¿por qué no puede dormir a "pierna suelta"?

martes, 25 de agosto de 2009

Si queríais caballos, caballos teneis

videoNo sé si habré conseguido lo que pretendía, si es así, ahí los teneis: el blanco y marrón es el Chispa, que se cela cuando se acerca el otro y lo persigue a pellizcos en el culo. El marrón es el Cuco, tan grande como infeliz...